7

7 ESCAPADAS DESDE KAVALA EN LAS LADERAS DEL MONTE PANGEO

HORA DE LEER
Mientras tomas un café Griego

Una vez que hayas descubierto todas las cosas para hacer durante tus vacaciones en Kavala y Tasos, buscarás cualquier excusa para regresar a una de las mejores combinaciones de isla y tierra firma en el norte de Grecia. Así que llego el momento de revelar otra joya escondida, a solo 40 km de Kavala. El monte Pangeo ofrece un sinfín de actividades durante todo el año, ideales para escapadas de un día, como descubrir pueblos, bodegas, artesanías tradicionales y productos locales, así como dedicarle tiempo a la gastronomía y al senderismo. Conocidos por su devoción a Dioniso (dios del vino y la juerga) y sus minas de plata y oro desde la antigüedad, los pueblos de montaña del Pangeo y los espesos bosques de hayas, plátanos, abetos y castaños son perfectos para cualquiera que desee descubrir una parte virtualmente intacta de Grecia.

* Puedes llegar a Kavala por carretera desde Tesalónica (2 horas) o por avión desde Atenas u otras ciudades europeas en los meses de verano (cuando hay disponibilidad de vuelos directos). 

Visita bodegas que esconden secretos milenarios

En la montaña donde se rendía culto al dios del vino, visitar los viñedos del monte Pangeo es la primera de tus escapadas desde Kavala. Como verás, se ha estado elaborando vino en los alrededores de Kavala desde la antigüedad. Evidencia de ello es la prensa de uva cerca del sitio arqueológico de Filipos, considerada la más antigua de Europa. Los vinicultores del norte de Grecia han dado forma a la Ruta del Vino de Dionisio, que incluye a viñedos del monte Pangeo como Biblia Chora y la Bodega Nico Lazaridi Makedon, los cuales cuentan con una brillante reputación internacional y han contribuido a que los vinos del monte Pangeo obtengan el estatus de Indicación Geográfica Protegida.

A tour of the cellar of a winery near Kavala

El nombre de Biblia Chora tiene su origen en el nombre dado a la región por los antiguos griegos, quienes continuaron los métodos de producción de vino de los fenicios. A su vez, estos últimos, atraídos por las minas de oro y plata, trajeron consigo la sagrada vid Biblia Ampelos. Hoy en día, los viñedos del monte Pangeo producen variedades de uva griegas como Assyrtiko, Roditi, Malagouzia y Moschato, además de las europeas siempre presentes como Chardonnay, Merlot, Syrah, etc, lo cual te encantará descubrir en un recorrido de cata de vinos por los viñedos.

Descubre los tesoros del pueblo de Moustheni

Ahora nos dirigimos a los pueblos del monte Pangeo, comenzando con el hermoso Moustheni, a solo 40 minutos en coche de Kavala y emplazado en medio de la vegetación de las laderas. Muy inspiradora es la experiencia de entrar al pueblo, donde puentes en arco conectan casas construidas por los maestros canteros de Epiro a ambos lados de un río. El paseo por Moustheni es un viaje a otro mundo, que te lleva por una encantadora plaza principal y una multitud de fuentes y molinos hidráulicos con agua fría circulando durante todo el año. Aunque la población permanente de aproximadamente 1000 habitantes, junto a joyas arquitectónicas como la Antigua Escuela Turca (no pierdas de vista la inscripción en árabe) y el Museo Folclórico, intenten convencerte de lo contrario, apenas 20 km te separan del mar.

Lunch at Bostani Gastronomy restaurant surrounded by greenery in Moustheni village

Moustheni está lleno de todo tipo de sorpresas, desde tabernas que sirven platos locales, hasta un elegante restaurante (Bostani Gastronomy) a las afueras del pueblo, que sirve cocina mediterránea refinada en la forma de recetas como sopa de champiñones velouté con aceite de trufa y flores de calabacín rellenas con queso feta, pesto y castañas.

Recomendación: a las afueras de Moustheni, los Tripes tis Panagias (Agujeros de la Virgen María) parecen entradas de cuevas, pero se cree que son antiguos túneles mineros. Cuenta la leyenda que conducen al Monasterio de Panagias tis Eikosifoinissas, al otro lado del monte Pangeo.

Elige tu queso favorito en una granja local

Antes de salir de Moustheni, prueba tantos productos locales como puedas. Aceite de oliva, tsipouro (un aguardiente destilado de uva), dulces a base de almendras conocidos como amygdalota y pasta hecha a mano... lo que consigas en las tiendas locales te encantará. Pero el tesoro en la próxima escapada desde Kavala te permite además conocer a las personas (y animales) detrás de los productos locales. Justo al sur del pueblo, la Granja Mousthenis (de propiedad familiar) ha estado criando ovejas y cabras durante tres generaciones, convirtiendo su leche en deliciosos quesos y otros productos lácteos.

El mismo amor y cuidado que se dedica a la cría de ganado son visibles en la elaboración de los quesos de la granja, de lo cual serás testigo al probar variedades como el katsikisio, graviera, kalathyri y kasseri. La granja ofrece desayuno y almuerzo, así como un recorrido por los recintos de animales (que siempre fascina a los niños) y una presentación a sus técnicas de cría sostenible. Y si no eres un fanático del queso, no te preocupes. La finca también produce mermeladas (fresa, melocotón y ciruela, cereza), chutneys (cebolla, tomate), hierbas y especias (orégano, menta, laurel, romero), y trahanas artesanales (una antigua pasta a base de leche de cabra y cereales).

Sumérgete en el pueblo de Mesoropi y sus corrientes

A solo 4 km en coche de Moustheni, pero a una altura un poco mayor sobre las laderas del monte Pangeo, se encuentra el pueblo de Mesoropi... y vaya que causa un gran impacto. Aquí te espera más arquitectura macedonia tradicional. Observa cómo las tejas rojas contrastan con las paredes de las casas blancas y las mansiones del siglo XIX y el hermoso campanario de 200 años de antigüedad de la Iglesia de Agios Georgios. Y escucha los sonidos del fluir del agua al pasar por los molinos hidráulicos y cruzar los puentes (el puente Klothori es el más famoso). Tómate un tiempo para pasear y elegir tu café o taberna favorita en la plaza empedrada.

O apodérate de un banco en algún lugar del pueblo y disfruta de un picnic. Pero si eres un amante de la carne, no podrás resistirte a los platos de la taberna (todos preparados con productos de origen local): solomillo a la parrilla, chuletón de lomo, cordero cocido a fuego lento o codillo de cerdo (conocido como kotsi), o quizás caracoles en salsa roja. Y eso sin mencionar al hotel boutique que sirve cocina gourmet premiada en una antigua casa tradicional de piedra. ¿Qué más esconderá el monte Pangeo?

Visita a un productor local de cuarta generación

Te verás cara a cara con otra joya culinaria en Mesoropi al conocer de cerca uno de los superalimentos griegos más icónicos: el tahini. Cerca de la iglesia de Timios Prodromos se encuentra la fábrica Familia Floros, ahora manejada por su cuarta generación, quienes continúan tostando semillas de sésamo de la manera tradicional para producir pasta de tahini. El secreto, que será revelado durante tu visita, es elegir semillas de sésamo enteras orgánicas (sin cáscara, con sus capas exteriores adheridas). Luego se tuestan con madera de haya y se muelen en un molino de piedra en frío. La baja temperatura conserva los aceites naturales de las semillas de sésamo e intensifica el perfil de sabor del tahini, con frecuencia considerado el mejor de Grecia. Te encantará aprenderlo todo sobre el proceso y escuchar la historia de la familia, que compró el primero de los cuatro molinos hidráulicos para impulsar el molino en 1880.

Recomendación: la familia Floros también produce halva (un dulce a base de sémola y semillas de sésamo) y miel. Y si lo único que te falta para tu picnic es algo de pan, hay un par de panaderías cerca que preparan unas masas madre fantásticas.

Sal a caminar por la montaña

Con tanto bosque denso (y comida) a tu alrededor, seguramente querrás caminar. Sobre ti, en las alturas, están los picos del monte Pangeo: Dikorfo o Trikorfo (1.940 m), Voskos (1.858 m), Mati (1.956 m) y Avgo (1.835 m), con refugios aprovechados por los intrépidos senderistas del Club de Montañismo de Kavala. Pero no temas, también hay senderos relajantes en las laderas más bajas. El sendero Mesoropi comienza dentro del pueblo y atraviesa puentes y zonas verdes hasta llegar a las cascadas de Mesoropi, después de aproximadamente 1 hora. En el verano, puedes darte un chapuzón en la piscina de inmersión. A partir de aquí, el camino sigue hacia la montaña (a 2 horas se encuentran unas cuevas) y termina a 1.650 m de altura, en el refugio del Club de Montañismo de Kavala, cerca del pico Avgo.

Hiking on Mt Pangaio

Otro paseo que vale la pena comienza en lo alto sobre Palia Avli (a poca elevación sobre el pueblo de Avli). A unos 150 m por encima de la iglesia del pequeño asentamiento hay un sendero que atraviesa el camino forestal y permite disfrutar plenamente del bosque de hayas, plátanos, abetos y castaños. Para llegar al refugio del Club de Montañismo hay que sortear entre 3,5 y 4 horas de camino cuesta arriba. El Refugio Hatzigeorgiou está aún más lejos, así que regresa cuando quieras.

Recomendación: para caminatas más largas hasta el monte Pangeo, pregunta a los lugareños sobre las condiciones climáticas y cómo contratar un guía y acceder a uno de los refugios en funcionamiento.

Adéntrate en la historia religiosa del monte Pangeo

La última de tus escapadas desde Kavala, en la montaña cuyos habitantes otrora rendían culto a Dionisio antes pasarse al bando del cristianismo primitivo, es visitar los monasterios. Hay docenas de monasterios en el monte Pangeo que están abiertos al público hasta el atardecer. Algunos son muy especiales y vale la pena explorarlos, tanto por su atractivo arquitectónico e histórico como por su aura relajante. El Santo Monasterio de la Ascensión, a 950 m de altura en las laderas norte del monte Pangeo, tiene una iglesia principal circular y vistas panorámicas de la llanura de Serres. Las monjas se mantienen ocupadas con la hagiografía y los bordados en hilo de oro, así como haciendo pastas artesanales, conservas y otros productos que puedes comprar.

Entretanto, la iglesia principal del Santo Convento de la Virgen María Eikosifoinissa es de mediados del siglo XIX, pero fue fundada en el siglo V d. C. (lo que la convierte en uno de los monasterios más antiguos de Grecia). Tiene maravillosos frescos del siglo XVI y una sección de piso de mármol del período bizantino del monasterio que data de alrededor del año 1000. Finalmente, el Convento de San Panteleimon Chrysokastro (construido en una colina otrora conocida como Aetoplagia o la Ladera del Águila) se remonta a a época del intercambio de población tras la Catástrofe de Asia Menor en 1922. El asentamiento fue en el pasado un pueblo turco llamado Eletzik, previo al intercambio de población con Turquía que tuvo como consecuencia la llegada de refugiados griegos, quienes convirtieron la mezquita del pueblo en una iglesia dedicada a San Panteleimon.

7 escapadas desde Kavala en las laderas del monte Pangeo

Las laderas densamente boscosas del monte Pangeo esconden tantas sorpresas que cada escapada desde Kavala se sentirá como una aventura. Cada estación ofrece algo diferente, así que buscarás cualquier excusa para volver.

Descubre más razones para visitar Kavala

Reserve su viaje





Stay connected with Greece

Bleecker bag Alphabet blue

Bleecker bag Alphabet blue

25€
Hoop earrings

Thassos Marble hoop earrings

200€

Read Also

Keramoti beach near Kavala is also known as Ammoglossa (or sand tongue)

8 de las mejores playas cerca de Kavala

Trees with golden leaves at autumn in Valia Κalda

Vacaciones de otoño en Grecia

Giola lagoon the natural pool carved into the rock by the sea in Thassos

5 razones por las que no debes perderte Tasos

5 razones por las que no debes perderte Kavala