Located above the temple of Apollo, the ancient theatre looks over the entire sanctuary and a valley of olive trees
EXPERIENCE

Siente el aura del mundialmente famoso sitio arqueológico de Delfos

Visitar Delfos, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, es viajar al núcleo mismo de la mítica y espiritual Antigua Grecia, y, según la leyenda, al centro del mundo.
Duración
3 - 4 horas
Temporada
Τodo el año

RESUMEN

La leyenda dice que Zeus lanzó dos águilas, una desde el este y otra desde el oeste, y donde se encontraron, en Delfos, era el ombligo del mundo. De hecho, el sitio religioso que posteriormente se desarrolló aquí desde el siglo VI a. C. hasta la época romana, fue considerado el más importante del mundo antiguo, atrayendo a todos, desde líderes hasta plebeyos, quienes consultaban al famoso oráculo sobre asuntos de guerra y buscaban la absolución de sus pecados.
 
Dos mil quinientos años después, es sorprendente pensar que Delfos todavía atrae a personas de todo el mundo, esta vez siendo un Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO ubicado a poco más de 2 horas de Atenas.
 
Tu primera impresión será que las águilas de Zeus realmente tuvieron un gran ojo para elegir el sitio. Ubicado en las laderas del monte Parnaso y con vistas panorámicas al valle de Pleistos y al mar, el escenario claramente causaba un efecto poderoso. La vista por si misma generaba una profunda  sensación espiritual antes de que las profecías de Apolo (el dios a quien estaba dedicado el santuario) se transmitieran a través de las famosas expresiones vagas pero no menos inspiradoras de la adivina Pitia.

Pero te darás cuenta que hay mucho más en Delfos que su oráculo. A medida que el santuario crecía en tamaño, acumulaba riqueza. Los victoriosos líderes atenienses, espartanos, macedonios y de otras nacionalidades regresaban con ofrendas de estatuas y monumentos, las cuales eran almacenadas en el sitio. Y aquí también eran organizados eventos artísticos y deportivos, incluidos los Juegos Panhelénicos y los Juegos Píticos cada cuatro años (solo superados por los Juegos Olímpicos).

Leer más Leer menos

LO QUE NO PUEDES PERDERTE

El tesoro de los atenienses

El tesoro mejor conservado que contiene los monumentos y regalos de las ciudades-estado victoriosas, este es uno de los edificios más impresionantes del sitio. Existieron otros tesoros como el tesoro de los sifnios, el tesoro de los beocios, el tesoro de los argivos..., pero es el parcialmente reconstruido tesoro de los atenienses el que nos permite comprender su función de mostrar los regalos.

El templo de Apolo

No importa que solo queden en pie seis columnas dóricas rotas de la estructura más importante de Delfos. Aquí es donde la Pitia transmitía las profecías de Apolo. Las ruinas que vemos hoy en día datan del siglo IV a. C., pero el templo fue construido sobre los restos de templos anteriores que datan del siglo VII a. C.

El Tholos de Atenea Pronea

Todas las peregrinaciones a Delfos comenzaron aquí.  El Tholos, un edificio circular del siglo IV a. C., es donde los visitantes ofrecían un sacrificio a Atenea Pronea, considerada la guardiana de la Pitia, antes de pasar al templo de Apolo ubicado a unos 800 m de distancia. Originalmente constaba de 20 columnas dóricas dispuestas alrededor de 10 columnas corintias.

El teatro antiguo

Construido en el siglo IV a. C., el teatro de Delfos fue el hogar artístico del santuario. Ubicado sobre el templo de Apolo, desde allí puedes ver todo el sitio y un valle de olivos. Después de varias modificaciones, incluida una realizada después de la visita del emperador Nerón en el año 67 d. C., aumento su capacidad hasta poder albergar a unas 5.000 personas. Aún hoy en día es utilizado en representaciones teatrales.

El estadio

Caminando a lo largo del Camino Sagrado sobre el teatro, se llega al estadio que, después de varias renovaciones, llegó a albergar a alrededor de 6.500 espectadores. Aquí se celebraban cada cuatro años los Juegos Panhelénicos, y después los Juegos Píticos, así como también festivales de música. 

La fuente Castalia

La fuente sagrada de Delfos es donde los viajeros se bañaban después de emprender el largo viaje al santuario. Si hubieses estado aquí para competir en un evento deportivo podrías haberte lavado el cabello en esta fuente, mientras que los asesinos que buscaban la absolución lavaban todo su cuerpo.

El museo arqueológico

Definitivamente deberías reservar una buena cantidad de tiempo para explorar los 14 salones del museo arqueológico de Delfos. Los artefactos recuperados del sitio incluyen la bellamente conservada estatua de bronce del Auriga, la gran esfinge de Naxos, dos kouroi del tamaño de un hombre y el friso del tesoro de los sifnios. 

Leer más Leer menos

Desde Atenas:

  • En coche: 185 km (2 h 20 min)
  • En KTEL: hay un servicio diario regular desde la estación de autobuses de Liosia. 

Más información

Desde Arájova:

  • En coche: 10 km (15 minutos)
  • El sitio arqueológico de Delfos está abierto todo el año (excepto en días festivos nacionales).
  • Los meses pico de verano (Julio - Agosto) son calurosos y con mucha afluencia de personas, así que deberías visitarlo temprano en la mañana o en la tarde.
  • Sitio arqueológico: 
    Las entradas cuestan 12 € (rebajadas 6 €) - La entrada incluye un pase al museo arqueológico
    Todos los días de 8:30 a 16:00
    Más información 

Para una mejor experiencia visítalo en primavera, cuando las flores silvestres y los olivos están en plena floración, y en otoño, cuando la bruma matutina se suma al aura mágica.

  • Autumn
  • Spring
  • Summer
  • Winter
  • Hay poca sombra y el sitio arqueológico es muy grande, así que no olvides usar sombrero, gafas de sol y bloqueador solar y llevar una botella de agua.
  • Vale la pena consultar el pronóstico del tiempo antes de hacer tu visita, especialmente a principios y finales de año.
  • En el pueblo de Delfos (a 500 m del sitio arqueológico) encontrarás tabernas, cafeterías, etc.
  • Usa calzado cómodo.
  • Puedes elegir donde alojarte según la temporada. En primavera o verano, dirígete a Galaxidi o Itea, mientras que el encanto del ambiente de montaña de Arájova es perfecto para el otoño y el invierno. Todas estas locaciones cuentan con muy buenos hoteles y restaurantes y están llenas de vida.
  • Vale la pena contratar un guía turístico para que puedas apreciar completamente la historia de Delfos.
  • El sitio arqueológico es adecuado para visitantes con discapacidades.

Se necesitan alrededor de 3-4 horas para recorrer todo el sitio y el museo arqueológico.

Plan your trip

VIAJAR DE FORMA RESPONSIBLE

Por favor ayúdanos a preservar la magia de nuestro patrimonio para las generaciones futuras siguiendo todas las reglas básicas durante las visitas a los sitios arqueológicos.

Evita tocar las ruinas o monumentos. Los aceites naturales de los dedos pueden ser extremadamente dañinos para las piezas antiguas.
Debes permanecer en los senderos marcados y respetar a los otros visitantes.
Usa los contenedores provistos o, si es necesario, lleva tu basura contigo.
Si hay un letrero de "prohibido hacer fotos con flash", respeta esta prohibición. Esto es con el fin de proteger los monumentos.
Utiliza una botella de agua recargable para minimizar el uso de plástico.
No se permiten mascotas (excepto perros de guía) en los sitios culturales.
Está prohibido fumar.
YOU NEED TO KNOW ·

See also

You might be interested in
Ancient Olympia was one of the most sacred and glorious sanctuaries of the ancient world

Siente el espíritu de la antigua Olimpia

Palaios Panteleiomonas is a centuries-old village whose inhabitants had chosen to relocate to the coast before returning to breathe new life into the village

Un recorrido mítico por las aldeas en las laderas del monte Olimpo

The villages of Evritania overflow with everything magical about Central Greece

Recorrido de pueblo en pueblo en las montañas de Euritania

Τhe Temple of Demeter, the 6th-century BC sanctuary dedicated to the goddess of harvest and fertility

Un recorrido por el Templo de Deméter en Naxos

View of Acropolis and Odeon of Herodes Atticus

La riqueza cultural de Atenas revelada en un paseo