Painted pots – some filled with water for extra acoustics – are thrown with aplomb from balconies

Celebrando la Pascua en Grecia

Al parecer cada región de Grecia celebra la Pascua a su manera
Al parecer cada región de Grecia celebra la Pascua a su manera
HORA DE LEER
Mientras degustas un koulouri

La Pascua es la festividad favorita de los griegos. A menudo es celebrada por la Iglesia ortodoxa antes o después de la Pascua católica, con una diferencia de una o dos semanas. No se trata solo de la festividad religiosa más solemne del año, sino también de un momento en el que las familias se reúnen en sus pueblos natales y, aprovechando la primavera, recargan sus energías en la naturaleza.

Cada región de Grecia tiene su propia manera de celebrar la Pascua: en Patmos el Fuego Santo es traído directamente de Jerusalén; en Corfú los feligreses hacen gala de sus tradiciones coloridas; en Santorini miles de linternas de estaño iluminan el castillo de Pyrgos el Viernes Santo; en Quíos se lanzan fuegos artificiales a los cielos sobre Vrontado, y en Zacinto, Íos, Siros, Sifnos, Skíathos, y Folégandros también se realizan celebraciones tradicionales. Y no solo en las islas. En Leonidio, Kalamata, Arájova, Naupacto, Trípoli, Mesolongi y en decenas de pueblos de montaña puedes experimentar todos los aspectos de una Pascua griega.

Las costumbres locales, las bandas de música jónica, las mujeres de la parroquia que pasan toda la noche del Jueves Santo decorando los Epitafios, las solemnes procesiones del Viernes Santo, la ceremonia de Ascensión en la víspera de Pascua con velas y fuegos artificiales, el cordero de Pascua en el asador y los servicios en las iglesias, monasterios y capillas te cautivarán.

La Pascua en Corfú: en sintonía con la naturaleza

Corfú nunca deja de recompensar a sus visitantes. Para muchos, lo mejor de la isla son sus celebraciones de Pascua. El Viernes Santo, la Sociedad Filarmónica de Corfú acompaña la procesión del cuerpo momificado del santo patrón de la isla, San Espiridón. Y el Sábado Santo, llueven botides: enormes jarras de arcilla arrojadas a las calles desde los balcones (solo asegúrate de mirar hacia arriba). Con tanto de la isla para explorar, no hace falta decir que la Pascua en Corfú es algo que debes experimentar al menos una vez en tu vida.
Easter pot smashing in Corfu

La Pascua en Ermúpoli: una experiencia que te ilumina

Cuando se trata de celebraciones de Pascua, Siros cuenta con algo extraordinario. El Viernes Santo, las elegantes casas de Ermúpoli —la capital de Siros— están totalmente iluminadas, lo que intensifica la solemnidad de la procesión nocturna y transporta a los presentes a la atmósfera del siglo XIX.

Vigilada desde la cima de colinas gemelas por sus iglesias ortodoxas y católicas, la bulliciosa pero regia ciudad portuaria de Ermúpoli exhibe las losas de mármol que pavimentan su espaciosa plaza principal, cuya pieza central es el grandioso ayuntamiento, una verdadera obra de arte del famoso arquitecto del siglo XIX, Ernst Ziller.

Los elegantes edificios neoclásicos de techos altos exudan un aura de antigua prosperidad, entre ellos el restaurado Teatro Apollo (una versión en miniatura de La Scala de Milán), el club Hellas, el cine Pallas, la sede del antiguo gremio de comerciantes y muchos otros representantes de la arquitectura urbana de antaño. Sus interiores son igual de impresionantes, con maravillosas tallas de madera y murales suntuosos.

La Pascua en Patmos: una experiencia divina

Patmos —una isla con profundas raíces religiosas— captura el espíritu de la Pascua de una manera que ningún otro lugar puede igualar. Cada año, en la noche de la Resurrección, la Luz Sagrada viaja de Jerusalén a Patmos.

Asimismo, el Monasterio de San Juan el Teólogo —ubicado en lo alto de la colina sobre la Hora de Patmos (el pueblo principal)—  es uno de los centros de culto más importantes de Grecia. El monasterio se eleva magníficamente sobre el Egeo, con su significativa historia religiosa y arquitectura imponente. Su comunidad monástica ha estado aquí por más de 900 años y las reliquias, documentos raros, íconos y otros tesoros ortodoxos del monasterio son invaluables. Fue fundado en 1088 por el monje bizantino San Christodoulos el Bendito.

View of Monastery of st. John in Patmos island, Dodecanese, Greece

Pero quizás el más conocido de los sitios religiosos de Patmos sea la gruta del Apocalipsis, una cueva iluminada con velas donde se dice que San Juan el Divino recibió las visiones de Cristo y transcribió el Libro de Apocalipsis, el último capítulo de la Biblia cristiana. Exiliado en Patmos en el año 95 d. C., predicó, bautizó y oró con los habitantes de la isla. Finalmente, Patmos llegó a ser considerada sagrada y la cueva se convirtió en el punto focal de una importante peregrinación religiosa.

Read Also

Here is a selection of stories you may also like
Stroll along the maze of alleyways, through vaulted archways and past dazzlingly white and mostly immaculately maintained houses

9 maneras de sentir la espiritualidad de Patmos

Miaouli Square with its grand Town Hall, palm trees and cafes and shops

8 puntos destacados que le darán vida a tus vacaciones en Siros

Santorini is the embodiment of everything magical about the Greek islands

12 destinos increíbles en Grecia que son de ver para creer

The windmills of Hora

El Dodecaneso: un archipiélago que debe ser recorrido isla por isla

Iconic white rock cliffs and volcanic formations near the famous beach of Platys and Makrys Gialos

Las islas Jónicas: el lugar donde el verde esmeralda se fusiona con el azul celeste

Nature… the true guardian of Mt Olympus

7 destinos de escapada mágicos a solo una hora de Tesalónica

The harbour of Kastelorizo, a technicolour amphitheatre

8 tesoros ocultos de las islas del Dodecaneso

Myrtos beach, Kefalonia

10 recuerdos vívidos de Cefalonia que te llevarás de vuelta a casa

View of Santorini island from Thirassia

Conoce los escapes cicládicos que rodean Santorini

The most famous village in Karpathos island, with panoramic views

8 razones que te convencerán de explorar Kárpatos

8 experiencias inolvidables y sorpresas ocultas en Kálimnos