Cómo desayunar como un ateniense

Vive la experiencia de desayunar temprano por la mañana en la capital
Vive la experiencia de desayunar temprano por la mañana en la capital
HORA DE LEER
Mientras tomas un café Griego

Desde un pan koulouri en forma de anillo, pasando por una bougatsa o un pastel de queso que se derrite en tu boca, hasta un tsoureki tan dulce como lo quieras, tomar el desayuno en Atenas es una experiencia rápida pero duradera

Puede que Atenas sea una ciudad que nunca duerme, pero eso no impide que los atenienses tengan su propia versión del desayuno, aunque se trate de un desayuno para llevar.

No tendrás que caminar mucho en Atenas para conseguir un koulourgis, un vendedor de koulouria, anillos de pan cubiertos de semillas de sésamo. Una manera barata pero sorprendentemente nutritiva de comenzar el día.

Eso es solo si no deseas darte un gustazo, porque los griegos son fanáticos de los pasteles de hojaldre y masa filo, especialmente cuando vienen en la forma de un tiropita (pastel de queso), o de una bougatsa (hojaldre relleno de crema), la segunda mejor opción si deseas arrancar un día ajetreado con un desayuno completo. Y todo viene, por supuesto, acompañado de un buen café griego o un cappuccino freddo.

Por lo tanto, tener una panadería decente cerca de casa o del lugar de trabajo es imprescindible para la mayoría de los atenienses y, afortunadamente, hay muchas de ellas.

Traditional Greek koulouri Thessalonikis

Lo mejor de la ciudad

Un Koulouri Thessalonikis, como se conoce a este tipo de pan en forma de anillo, puede ser crujiente o muy suave, así que elígelo como gustes. En los puestos de koulouri también puedes encontrar bollos modernos y tsoureki (una especie de pan dulce), dos clásicos atenienses. Pero el mejor koulouri lo encontrarás en Vassilis', un puesto ubicado en la esquina de las calles Evaggelistrias y Kalamiotou.

En lo que a pasteles de queso y otros rellenos tradicionales se refiere, nada supera a Ariston, ubicado en el número 10 de la calle Voulis, cuyo plato estelar es el pastel de queso de masa quebrada. Esta histórica panadería abrió sus puertas en 1906 y todavía sigue en pie. Ha atendido a tres generaciones de clientes, entre los que se incluyen decenas de intelectuales griegos y políticos importantes, dada la ubicación de la tienda. Cada bocado te llevará por un viaje nostálgico a la antigua Atenas. El color rojo y dorado de la corteza y el delicioso relleno de queso feta se combinan para brindar una experiencia gastronómica sin igual.

Ahora, si te diriges a la calle Panepistimiou, será imposible que no hagas una parada en Mam, en la esquina de las calles Panepistimiou e Ippokratous. Se trata de otro de los puestos de pasteles de queso de la ciudad con una larga trayectoria. Su pastel de masa quebrada tiene hechizados a los atenienses desde hace unos 60 años, al igual que su legendaria kaseropita, un pastel relleno de queso amarillo bajo en grasa. El dueño es originario de Estambul, lo que le aporta un toque de dulzura oriental a sus pasteles.

La tienda —que hornea alrededor de 2.000 pasteles de queso al día— insiste en ingredientes tradicionales y, además,  ha logrado mantener unos altos estándares de calidad a lo largo de los años. También hay una segunda tienda en la esquina de las calles Pesmazoglou y Stadiou. Detenerte a comprar un pastel de queso en Mam 2 es la excusa perfecta para explorar las fascinantes y famosas arcadas de la ciudad

En la frontera de los barrios de Exarhia y Kolonaki, específicamente en la esquina de las calles Solonos e Ippokratous, se encuentra Makedonikon, una cápsula del tiempo con forma de pastelería, cuya fachada azul claro y piso de mosaico de los años 60 ha recibido durante años a políticos y estudiantes de derecho, quienes se han deleitado con uno de los mejores pasteles de queso de la ciudad. Los pasteles se cortan en generosos trozos cuadrados y el panadero ciertamente no escatima en queso feta.

Asimismo, cerca del corazón de la ciudad se encuentra la Plaza Mavili, un oasis en la avenida Vasilissis Sophias ubicado a pocos pasos de la joya arquitectónica de la avenida, la Sala de Conciertos de Atenas, que cuenta con uno de los mejores pasteles de queso de Atenas. La pastelería Mike’s, en la esquina de las calles Soutsou y Dorileou, ha estado sirviendo un insuperable pastel de queso desde 1956. La pastelería artesanal, la mantequilla fresca y el queso feta la hacen destacar sobre las demás. Es imposible resistirse.

En el barrio de Pagrati, a la sombra del Estadio Panathinaikó, encontrarás Pnika, un restaurant que sirve uno de los mejores pasteles de queso en la ciudad, el cual es hecho a mano con hojaldre y queso feta de alta calidad. De hecho, el dueño de Pnika fue invitado por la Universidad de Harvard para demostrar la forma en que hace su masa de pan y fue galardonado con un premio especial. Si vas, no te pierdas su famoso pan integral.

Si te alojas en los suburbios del norte de Atenas, encontrarás un sinfín de opciones para comenzar tu día. Simplemente debes entrar a Varsos, una pastelería de 122 años de antigüedad en Kifissia. Aunque es famosa por sus pasteles, Varsos tiene una sorpresa reservada para sus visitantes matutinos: pastel de queso servido en una bandeja para hornear, hecho con queso feta y su propia mantequilla fresca.

Aunque es un manjar típico de Tesalónica, la bougatsa ha logrado que personas de toda Grecia cedan ante su tentación, y el número de expertos en bougatsa no deja de crecer. Pero hay uno en particular que ha conquistado a toda la ciudad, Thessaloniki en la Plaza Iroon en Psiri. Está abierto las 24 horas del día para aquellos que no pueden esperar hasta el amanecer. Las bougatsas aquí se sirven calientes y puedes pedir una mitad espolvoreada con azúcar en polvo y la otra mitad con Nutella caliente, ¡lo mejor de dos mundos!

Dado que la influencia oriental está profundamente arraigada en la cocina del país, el tsoureki es uno de los refrigerios matutinos favoritos de los griegos. Hay muchos vendedores de tsoureki que son parte de la identidad de los diferentes barrios en los que se encuentran.

Aristokratikon, en la calle Voulis, ha estado haciendo uno de los tsoureki más ricos de la ciudad. La producción es a pequeña escala, por lo que es mejor llegar temprano.
Cualquier lista de los mejores sitios para comer tsoureki no estaría completa sin la pastelería Güllüoglu en la Plaza Síntagma, que produce sus pasteles en Estambul y los envía a Atenas en avión todos los días. Su tsoureki parece un pastel y no está endulzado, como dicta la tradición turca.

Finalmente, Asimakopoulos lleva más de medio siglo preparando dulces y pequeñas maravillas de forma artesanal. Su tsoureki combina fibras pastosas, textura suave, ralladura de naranja y mahlab que simplemente se derriten en la boca.

Plan your trip

Read Also

Here is a selection of stories you may also like
Athens has a fresh new look it can't wait to share with the world

Las 11 nuevas sorpresas que Atenas tiene preparadas para compartir con el mundo

Santorini is the embodiment of everything magical about the Greek islands

12 destinos increíbles en Grecia que son de ver para creer

Winter at Trikala Korinthias

11 Destinos navideños en Grecia

Holidays in Greece: Agios Sostis in Zakynthos island

Comienza tus vacaciones de ensueño en Grecia

Una muestra del mercado central de Atenas

The harbour of Kastelorizo, a technicolour amphitheatre

8 tesoros ocultos de las islas del Dodecaneso

Myrtos beach, Kefalonia

10 recuerdos vívidos de Cefalonia que te llevarás de vuelta a casa

View of Santorini island from Thirassia

Conoce los escapes cicládicos que rodean Santorini

The most famous village in Karpathos island, with panoramic views

8 razones que te convencerán de explorar Kárpatos

8 experiencias inolvidables y sorpresas ocultas en Kálimnos

Hora's famous castle, majestic views of the Aegean, windmills and whitewashed homes make up a remarkable traditional settlement

5 razones por las que Astipalea será tu destino de verano favorito